Inicio » Acerca de ALFA

Acerca de ALFA

La Asociación de Lingüística Forense Argentina (ALFA) fue creada el 4 de octubre de 2016 con el fin de agrupar y convocar  a lingüistas interesados en el derecho como rama de especialidad y a investigadores con intereses afines para el desarrollo de este campo de estudio en el país.

La Lingüística Forense es una rama de la lingüística en la que confluyen temas, prácticas y relaciones vinculados con el lenguaje y el derecho. Podemos decir que este campo particular tiene una línea teórica y una eminentemente práctica, de aplicación.

Las líneas teóricas remiten a las investigaciones que toman como objeto de estudio los discursos legales: sus prácticas discursivas, sus relaciones, géneros y estilos. En este marco, el análisis del discurso de textos legales, las asimetrías sociales en el acceso a la ley, los problemas de la mediación en los procesos judiciales, las desventajas de las minorías y los derechos lingüísticos son algunas de sus preocupaciones.

Las líneas aplicadas tienen que ver con prácticas concretas vinculadas con los procesos legales ante los distintos fueros judiciales (intervención en los procesos legales que involucren a personas que no compartan la lengua del jurado, en audiencias multilingües; el problema de las segundas lenguas y las extranjeras; el problema cultural en la interpretación de los procesos judiciales), el aporte de evidencia lingüística en las que el uso del lenguaje sea un elemento decisorio para las causas (la atribución de autoría en casos de plagio, confesiones, testamentos o notas de suicidios, derechos de autor, identificación de hablantes) y por último la formación lingüística de profesionales del derecho.

Los objetivos del ALFA son:

  • El estudio de los discursos jurídicos, sus prácticas, variedades, géneros y registros, inclusive las variedades de uso de los tribunales, la policía y las prisiones.
  • La reducción de las desigualdades lingüísticas que generan desigualdades y desventajas sociales en el sistema legal.
  • El intercambio de ideas e información entre las comunidades legales y lingüísticas.
  • La investigación y el desarrollo de las prácticas que llevan a cabo los expertos, tanto en la presentación de las evidencias lingüísticas, como en la interpretación de testimonios y la traducción en los fueros, a fin de promover mejoras en estos servicios forenses y la ética de los profesionales.
  • Una mejor comprensión pública de la interacción entre el lenguaje y la ley.
  • El uso de la evidencia lingüística (fonológico, morfosintáctico, discurso-pragmático) en el análisis de la autoría y el plagio, la identificación del hablante y la comparación de voz, confesiones, perfiles lingüísticos, notas de suicidio, las advertencias de productos de consumo, etc.
  • El uso de la lengua como prueba en los casos civiles (marca comercial, disputas contractuales, difamación, responsabilidad por productos, prácticas comerciales engañosas, infracción de los derechos de autor).

Otros objetivos

  • Promover la investigación, el desarrollo y la práctica de la lingüística forense.
  • Brindar colaboración como auxiliares de la justicia en los juicios orales.
  • Difundir los conocimientos sobre el análisis del lenguaje y sus aplicaciones forens